SECTOR

LíNEAS DE TRATAMIENTO DE LODOS

Sistemas MBR
(Bioreactores de Membranas):

 

Para llevar a cabo el proceso de deshidratación de lodos, se emplean una variedad de tecnologías, entre las que se destacan los sistemas tornillos deshidratadores, filtros prensa y centrifugas. Estos métodos se utilizan después del tratamiento primario y biológico de las aguas residuales para reducir el contenido de agua en los lodos y producir un residuo sólido más manejable y menos voluminoso, ahorrando costes en la gestión de los mismos.

 

Sistemas Tornillos Deshidratadores:

 

Los sistemas tornillos deshidratadores son dispositivos eficientes que utilizan una combinación de fuerza mecánica y presión para eliminar el exceso de agua de los lodos. En este proceso, los lodos se alimentan en un tornillo sin fin que transporta los sólidos a través de una serie de zonas de compactación y deshidratación. A medida que los lodos avanzan a lo largo del tornillo, se aplica presión gradualmente para extraer el agua, produciendo un lodo deshidratado con un contenido de humedad reducido. Este método es adecuado para una amplia gama de tipos de lodos y ofrece una operación continua y eficiente y bajos consumos energéticos.

 

Filtros Prensa:

 

Los filtros prensa son equipos de deshidratación que utilizan placas filtrantes y una prensa hidráulica para eliminar el agua de los lodos. En este proceso, los lodos se bombean hacia una serie de cámaras formadas por placas filtrantes, donde se aplica presión para forzar el paso del agua a través de los medios filtrantes y separarla de los sólidos. Una vez que se ha alcanzado el grado de deshidratación deseado, se retiran los sólidos deshidratados y se eliminan como residuo, mientras que el agua recuperada puede ser reciclada para su reutilización o dirigida hacia un tratamiento adicional. Los filtros prensa son especialmente eficaces para lodos con altos contenidos de sólidos y ofrecen una operación semi-automatizada que permite un control preciso del proceso de deshidratación.

Centrífugas:

 

Las centrífugas son equipos de deshidratación que aprovechan la fuerza centrífuga para separar los sólidos y líquidos de los lodos. En este proceso, los lodos se introducen en un tambor giratorio de alta velocidad, donde la fuerza centrífuga genera una separación entre las partículas sólidas y el agua. Los sólidos deshidratados se acumulan en el borde del tambor y se descargan periódicamente, mientras que el agua recuperada se elimina a través de un sistema de descarga.

Contáctanos

En Prosimed estamos comprometidos con proporcionar un servicio integral y confiable en el mantenimiento de tus instalaciones. Nuestro equipo altamente capacitado y nuestras visitas programadas aseguran que tus equipos funcionen de manera eficiente y segura. Confía en nosotros para brindarte soluciones efectivas y mantener tus instalaciones en su mejor estado. ¡Contacta con nosotros hoy y experimenta la diferencia de trabajar con Prosimed!

15 + 13 =

Ir al contenido